23 junio, 2020

ESTANQUEIDAD DE CONDUCTOS

PRUEBA DE ESTANQUEIDAD DE REDES DE CONDUCTOS DE VENTILACIÓN

 

El propósito de la prueba de estanqueidad en redes de conductos es evaluar que tan bien trabaja el sistema. Nos permite verificar si las redes instaladas se ajustan al servicio requerido.

Una mala estanqueidad del aire en una red de conductos implica un sobredimensionamiento de la máquina de ventilación, un aumento de las molestias acústicas y una pérdida de rendimientos térmicos de los sistemas.

 

Mejora el ahorro de energía en los edificios a través de la medida y minimización de las fugas en conductos

 

¿Qué es el Ensayo de Estanqueidad de conductos o Duct Testing?

La idea básica detrás de la prueba es:

  • Usar un ventilador calibrado para presurizar el sistema de conductos.
  • Medir el flujo de aire a través del ventilador con el sistema de conductos a presión.

 

¿Por qué realizarlo?

Se pierde entre el 10-30% del aire calentado/enfriado a través de los conductos, esto puede hacer que sus sistema HVAC trabaje más duro para mantenerlo cómodo, lo que puede dar como resultado un gran aumento de la factura de energía.

Si los conductos de suministro tuvieran fugas no entregarían el aire donde es necesario.

Permite mejorar la calidad del aire interior.

Los retornos con fugas pueden atraer aire de espacios no controlados, causando problemas de humedad y contaminantes, lo que contribuye a la mala calidad del aire interior.

 

¿Cuándo realizar la prueba?

Se recomienda realizarla cuando se instala una nueva unidad de calefacción/aire acondicionado, antes de que la red se haga inaccesible por la instalación de aislamiento térmico o el cierre de obras de albañilería y de falsos techos, ya que es mucho más fácil y económico corregir cualquier problema en esa etapa.