22 enero, 2020

Construcción, Ingeniería y Rehabilitación

Sea lo que sea que se esté monitoreando, las cámaras termográficas permiten literalmente, verlo todo

 

La imagen térmica es el método más fácil y rápido para detectar perdidas de energía en los edificios.

Identificamos problemas que no se pueden ver  simple vista y es de gran utilidad tanto en obra nueva como en rehabilitación.

Una cámara de imagen térmica  muestra con exactitud donde se encuentran los problemas de pérdidas de energía y permite hacer un diagnóstico adecuado de las áreas donde se producen dichas perdidas.

Usos más comunes de la termografía infrarroja en la industria de la construcción:

 

Desarrollo y estructura de edificios

Inspeccionamos pérdidas de energía térmica para edificios (locales, oficinas, unifamiliares,   pisos, hoteles, edificios gubernamentales, etc.)

Evaluamos la humedad de los edificios, inspeccionando la integridad del concreto, localizando aislamiento dañado o faltante.

Identificación de fugas y pérdidas de energía.

Localización de cables, conductos o tuberías sobrecalentadas.

 

Localización de fugas

          Es una herramienta muy útil para detectar y comprobar fugas en tuberías y  conducciones. Incluso cuando se     encuentren bajo el suelo o paredes. Ejemplos típicos son la detección de fugas en calefacciones de suelo radiante o en sistemas de calefacción comunitaria, también se pueden detectar fugas en piscinas.

Determinar la localización exacta de las fugas evita excavaciones innecesarias y ahorra costes.

 

Detección de defectos de construcción

Es el método más rápido y adecuado para revelar posibles defectos de construcción.

Es muy sencillo comprobar si la ejecución de la obra ha sido correcta. Visualizamos de manera instantánea si existen pérdidas térmicas, humedades y fugas de aire que ocurren en los edificios por medios de las imágenes térmicas.

 

Visualización de pérdidas de energéticas

Localización de puentes térmicos, que no solo dan lugar a una pérdida de energía, sino que, pueden producir condensaciones, humedades y a veces actúan de como puentes acústicos.

 

Inspección de los procedimientos de secado

Cuando detectamos fugas y procedemos a su reparación debemos dejar secar la zona afectada, por ellos normalmente efectuamos perforaciones para que circule el aire. Nos  vamos a ayudar de la cámara termográfica para evitar dañar tuberías existentes y crear nuevas fugas y nos ayudara también a comprobar el progreso y el éxito del secado.

 

Detección de fugas de aire

Test de estanqueidad, la termografía sirve como complemento al procedimiento Blower Door, que identifica fugas de aire mediante la identificación de la tasa de intercambio.

 

Detección de fugas en tejados de cubierta plana

Es una aplicación muy común, se puede reducir ampliamente los costes de las reparaciones identificando las zonas afectadas (zonas húmedas) en vez de reemplazar el tejado por completo.

Ayuda a planear presupuestos exactos basados en los hechos y documenta problemas antes de que las garantías u obligaciones expiren.